Altran360

El blog de innovación y tecnología de Altran España

Preparando un nuevo dividendo digital

| 2 Comentarios

Dividendo:

Del lat. tardío dividendus ‘dividendo’, en lat. ‘que ha de ser dividido’, gerundivo del dividĕre ‘dividir’.

  1. m. Mat. Cantidad que ha de dividirse por otra.

dividendo activo

  1. m. Cuota que, al distribuir ganancias una compañía mercantil, corresponde a cada acción.

dividendo pasivo

  1. m. Cada una de las cantidades parciales que se compromete a satisfacer el suscriptor de una acción u obligación a requerimiento de la entidad emisora.

Desde el pasado 20 de julio de 2015 se está procediendo en España al progresivo encendido de las emisiones en banda 800MHz de la tecnología 4G por parte de los tres principales Operadores del país: Telefónica, Vodafone y Orange. El encendido de esta tecnología en esta banda de frecuencias (el 4G ya se ofrecía pero en la banda de 1800MHz y 2600MHz) permite una mayor penetración y alcance de la señal, mejorando de esta forma la cobertura indoor tan necesaria en entornos urbanos y llegando a un mayor porcentaje de la población. Sin embargo, para poder emitir en la banda de 800MHz, previamente se tuvo que acometer un complejo proceso de liberación de esta banda de frecuencias ya que se encontraba ocupada por las emisiones de la TDT (Televisión Digital Terrestre). Este proceso se denominó Dividendo Digital y terminó, tras varias prorrogas, el pasado 31 de marzo de 2015.

dividendo digital

El nuevo dividendo digital puede suponer modificaciones en las instalaciones de comunidades

Tal vez fuera por el uso de del término dividendo, proveniente de un mundo tan especializado como es el de la banca (la propia RAE, en la segunda y tercera acepción del término, lo define en términos económicos sin que se encuentre ninguna otra aplicación para el término más allá de la matemática), lo que haya provocado que este proceso no se haya entendido lo suficientemente bien por el conjunto de la población y, por lo tanto, no se haya procedido al mismo con la suficiente información como para que el encendido del 4G en la banda de 800MHz se haya realizado con un menor impacto en la misma del que se está observando actualmente y, especialmente, en zonas rurales.

La experiencia que se está recogiendo a través de la actividad del consorcio Llega800, conformado por los tres operadores anteriormente mencionados, la Secretaría de Estado de Telecomunicaciones (SETSI, dependiente del Ministerio de Industria) y ELECNOR, como empresa suministradora de los servicios de campo, nos muestra que en muchos lugares del país y, especialmente en zonas alejadas de los grandes núcleos de población, la realización del proceso de preparación de los sistemas de recepción de la TDT de cara a la liberación del espectro de la TDT se ha hecho deficientemente. En muchas ocasiones la razón era porque no era posible hacerlo ya que no disponían de la capacidad de realizar la inversión económica necesaria y tampoco disponían de la información suficiente sobre lo que suponía el proceso ni de la existencia de subvenciones para este fin. El consorcio Llega800 durante el desarrollo de su labor se ha encontrado innumerables inmuebles que seguían teniendo un sistema de recepción de la TDT preparado para recibir señal en los canales liberados para el 4G en el proceso del Dividendo Digital. Se han encontrado casos de sistemas de recepción no preparados para la nueva distribución de frecuencias de la TDT y casos en los que los propietarios de viviendas situadas en lugares especialmente problemáticos para la recepción de esta señal, han tenido que ingeniárselas para disponer de soluciones ad-hoc que son caras de instalar, caras de mantener y caras de adaptar a los cambios presentes y futuros que va a haber en las frecuencias de la TDT.

Esta situación se ha producido principalmente porque el esfuerzo para la realización de la preparación de estos sistemas de recepción de la TDT ha recaído en los propietarios de las viviendas donde se ubican los mismos y en las comunidades de vecinos y administradores responsables de estos, sin que hayan dispuesto de la suficiente información ni asesoramiento para llevar a cabo este proceso con éxito. Esta circunstancia ha provocado que, durante este encendido del 4G en la banda de 800MHz, se hayan visto afectados más grupos de población de lo que cabría esperar, no sólo por la natural interferencia que se puede producir por la cercanía de las bandas de la TDT y el 4G, sino por la escasa preparación que se había hecho sobre los sistemas de recepción de la TDT para este cambio y el deficiente estado de los mismos. La solución ha pasado en la mayoría de los casos por la adaptación del conjunto de antenas y amplificadores que componen el sistema de recepción de la TDT al nuevo escenario de reparto de frecuencias tras el encendido digital, lo que se traduce en más costes incurridos para los Operadores, así como para las comunidades de propietarios y propietarios de viviendas unifamiliares.

Estos problemas no sólo han afectado a los usuarios finales de la TDT, sino a los propios Operadores, que se han visto obligados a hacer un encendido progresivo y controlado de las estaciones preparadas para trabajar en 4G de cara a minimizar el impacto que el proceso estaba provocando. Incluso han tenido que apagar algunas de sus estaciones después del primer encendido, puesto que con el mismo se producía una alarma social en el municipio afectado que hacía aconsejable la toma de esta medida.

tdt

De cara al nuevo dividendo digital, previsto para la liberación de la banda de 700MHz y que se comenzará a acometer muy probablemente durante el año próximo, debemos aprender de las lecciones ofrecidas por esta experiencia. Es necesario que durante la realización del nuevo dividendo los esfuerzos no se centren exclusivamente en el traslado de frecuencias en los centros emisores de la señal de TDT, sino que se incluya en el mismo al conjunto de propietarios, comunidades de vecinos,  administradores, ayuntamientos y corporaciones locales que puedan administrar las diferentes ayudas que pueda ofrecer el Estado para este nuevo dividendo; de modo que se gestionen eficientemente asegurando que el destinatario sepa cómo invertirlo y, de esta forma, la adaptación a la futura organización de las frecuencias tanto de la TDT como de los nuevos servicios móviles sea lo más rápida y eficaz posible.

Para conseguir este objetivo es necesario que la Administración Pública se asegure de que las ayudas económicas y la información necesarias lleguen convenientemente. Esto es, en el momento justo y a los propietarios y administradores de comunidades de propietarios, de modo que se garantice que el próximo encendido de tecnología en la banda desalojada se pueda realizar de una forma más rápida y sencilla por parte de los Operadores involucrados y que los nuevos servicios y facilidades estén a disposición del ciudadano con el fin de garantizar un buen servicio público, principio fundamental de las administraciones públicas según el artículo 3 de la Ley 30/1992, de 26 de noviembre, de régimen jurídico de las administraciones públicas y del procedimiento administrativo común (modificado después, por la ley 4/1999, de 13 de enero).

Germán Navarro Martínez

Autor: Germán Navarro Martínez

Ingeniero de telecomunicación y máster en redes corporativas e integración de sistemas. Actualmente soy Advanced Consultant de la división de Telco & Media de ALTRAN y tengo 14 años de experiencia profesional, 11 de los cuales los he dedicado al diseño, planificación, seguimiento, supervisión y certificación del despliegue de todo tipo de infraestructuras de telecomunicaciones, trabajando en áreas como la telefonía móvil, la planta externa, los despliegues de FTTH, TDT, la instalación y certificación de instalaciones de cableado estructurado, y las ICT.

2 Comentarios

  1. Pingback: Preparando un nuevo dividendo digital  | R...

  2. Nos van a volver locos con tanto cambio en las televisiones

Deja un comentario

Campos requeridos marcados con *.