Altran360

El blog de innovación y tecnología de Altran España

Teamworking sin contraindicaciones

| 3 Comentarios

El tema del trabajo en equipo ha sido profundizado, debatido, metodizado, eviscerado.  Hay muchos artículos, comentarios, libros, técnicas de coaching donde se habla de las ventajas del crear un buen equipo de trabajo.

La primera pregunta que me hago es:  ¿es un falso mito o existen realmente personas que trabajen bien entre ellas, que se alimenten los unos de los otros (claramente no físicamente 😉 si no espiritualmente y a nivel de energía), que disfruten de las horas que pasan juntos, que tengan un tal nivel de confianza que pueden  darse feedback recíprocamente sin miedo de juicio y que utilicen este feedback para crecer y desarrollarse siempre más como profesionales y como personas?

Y para mí la respuesta es que ¡¡Existen!! No hay muchos pero existen… los ves, los hueles y te das cuentas de sus sonrisas, de la gana que tienen de pasar tiempo juntos, del brindar los éxitos y de ayudarse en los momentos difíciles. Ves su nivel de eficiencia, de responsabilidad, de la gana de responder a sus clientes internos o externos con rapidez poniéndose siempre medallas de equipo.

Trabajo en equipo

Trabajo en equipo en Altran España

La segunda pregunta es “¿Cómo nacen?”, ¿Qué pasa para que un día un grupo de personas se transforme en un gran equipo de trabajo?

Por mi experiencia, la primera persona responsable de la creación de un equipo es su Líder. Es él que tiene que poner los fundamentos para que el mágico castillo que se creará arriba sea fuerte y estable. Tendrá que fomentar el trabajo en equipo, ayudando a las personas a conocerse recíprocamente, ayudar en la gestión de los conflictos que sobre todo en el primer periodo nacen, alimentar el buen clima, subrayar que las diferencias no dividen si no al contrario enriquecen.

Este importante y diario trabajo el líder tiene que hacerlo hasta que llegue un momento en que el grupo empezará a caminar solo, ya sabrá cuáles son las reglas, cómo tendrá que integrar a los nuevos miembros que lleguen, “el ecosistema” sabrá autorregularse solo. Y esto lo sabrá porque comparte los valores, entiende las ventajas de trabajar en esta modalidad y disfruta cada día del trabajo que hace con sus compañeros.

Las ventajas son realmente importantes no solo para el equipo mismo sino también a nivel de compañía. El nivel de eficiencia sube, hay ganas de mejora continua, hay puesta en marcha de nuevas ideas y la empresa puede beneficiarse destacando sobre la competencia.

Quiero cerrar esta puesta en común sobre este tema para mí tan importante para felicitar a todas las personas que viven en “ecosistemas” dando cada día mucha energía, responsabilidad, positividad y generosidad y que a lo largo de la vida se acordarán de lo importante que ha sido vivir y construir este mágico castillo.

3 Comentarios

  1. Enhorabuena por este artículo Elisabetta. Efectivamente, yo también creo que sí existen esta clase de personas que disfrutan trabajando en equipo y aportando, cada una desde su ámbito de conocimiento, un valiosísimo valor añadido a los proyectos de nuestros clientes, al mismo tiempo que revalorizan los servicios aportados por la compañía, permitiendo afrontar futuros proyectos de mayor calidad y complejidad. También como personas, que no es menos importante, terminan por sentirse más integrados en los equipos y los proyectos.
    Cierto es también que en manos de los líderes está el fomentar el trabajo en equipo, el saber detectar los potenciales de las personas para complementarse con el fin de conseguir un equipo competente, multidisciplinar y altamente eficiente. Y muy interesante me parece también para el líder el aspecto personal de cada componente del equipo y el equipo en su conjunto; por ejemplo respecto a motivaciones, inquietudes, iniciativas, creatividad, expectativas, etc…me parece de un valor enorme el saber gestionar estas cuestiones, que, complementadas con la parte de conocimientos, llevarán seguramente a un equipo a una integración total y un nivel de competencia e implicación muy elevado…..y por qué no, a un buen líder a un líder excelente.
    Importante considero además la cuestión de los valores. Para conducir a un equipo hacia, digamos “la excelencia”, los valores individuales sería deseable que estuvieran, de alguna manera, “alineados” con los valores de la compañía (e incluso en cierta medida con los de los clientes). De esta forma, el grado de identificación entre ambos estaría en sintonía repercutiendo muy favorablemente en los resultados del equipo.
    Como bien dices, ¿Qué tiene que ocurrir para que un día esto ocurra?. Supongo que no es de un día para otro, pero creo que algo importante es sentir pasión por lo que se hace, imaginarlo y vivirlo incluso antes de hacerlo y emocionarte haciéndolo… creo que así es más fácil despertarse cada mañana con ganas de llegar al lugar de trabajo y disfrutar del mismo, por supuesto incluso divirtiéndose…..atención a sus efectos; puede ser contagioso 😉
    Un abrazo a tod@s
    Roberto López

  2. Realmente existen equipos de trabajo altamente efectivos, orientados a resultados, muy cohesionados y donde se percibe una enorme sinergia. Estoy de acuerdo que el primer paso para crear estos equipos está en contar con un estupendo líder, además hay que ir trabajando y superando muchas barreras a lo largo del tiempo, hasta fortalecer ese grupo.

  3. Para generar un equipo de trabajo optimo también es importante analizar a cada integrante individualmente, ahora encontramos software de evaluación feedback de 360 grados donde se logra evaluar a cada sujeto por medio de objetivos y donde el participa como evaluador a sus semejantes y ser evaluado por los mismo, de esa manera entienden más sus debilidades y fortalezas unificado más al equipo.

Deja un comentario

Campos requeridos marcados con *.