Altran360

El blog de innovación y tecnología de Altran España

Coaching deportivo y empresa

| 8 Comentarios

A veces me preguntan: ¿Oye, tú cómo afrontarías este objetivo X? Y yo digo: debes decidirlo tú. Desde tu posición y contexto decide qué quieres hacer, por qué quieres hacerlo y, la que a mí me parece más importante, para qué quieres hacerlo. Decirte como lo haría yo creo que limitaría en gran medida tu capacidad para buscar tus propias opciones, además de que mi forma de afrontarlo podría ser distinta a la que tú necesitas y podría no funcionar (por otro lado, va absolutamente en contra de la filosofía de un proceso de Coaching). Es como si a un niño pequeño le damos absolutamente todo hecho, y a cada capricho que se le antoja estamos ahí para ayudarle y proporcionarle todo lo que pensamos que necesita. De alguna manera estamos limitando la capacidad que tiene el niño de descubrir, por sí mismo, opciones y respuestas a sus necesidades.Un club deportivo me ha invitado a dar una charla-coloquio sobre Coaching Deportivo, yo añado lo de PNL (programación neurolingüística) porque proporciona herramientas muy poderosas al propio proceso de Coaching. A continuación, sin pretender entrar en grandes profundidades, expongo algunas ideas sobre esta disciplina.

Un proceso de Coaching Deportivo debería ser un aprendizaje cuyo fin, o al menos uno de ellos, es despertar el talento y los recursos del deportista, o de un equipo deportivo, para incrementar al máximo su rendimiento deportivo y personal, y eliminar los obstáculos que le impiden conseguir sus objetivos, estableciendo un plan de acción, un cambio que le permita conseguirlos.

¿Y la PNL qué aporta en el proceso?

La PNL estudia el comportamiento de las personas mediante un conjunto de herramientas que permiten describir lo que les pasa, racional y emocionalmente. Dicho de otra manera, nos permite hacer una descripción de los procesos mentales, emocionales y conductuales para tener un modelo más preciso que nos permita actuar sobre dicha conducta.

Es decir ¿qué estás haciendo, pensando o sintiendo, y de qué manera, qué hace que no puedas conseguir tus objetivos? Un alineamiento de esos tres factores es la clave para obtener buenos resultados. Para ello es preciso trabajar y desarrollar la parte cognitiva, la parte emocional y la conductual de las personas, ni más ni menos.

conducta emocion pensamiento coaching deportivo

Conducta, emoción y pensamiento

En un proceso de Coaching Deportivo, personal, profesional, etc., a fin de cuentas todo gira entorno a lo mismo, es decir, las personas. Se parte de una situación que deseamos cambiar y se pretende alcanzar una situación deseada u objetivo. Este proceso nos debe llevar de una a la otra de forma rápida.

De forma genérica y esquematizada lo represento de la siguiente manera:

proceso de coaching deportivo

El proceso de coaching

Lógicamente, un proceso de Coaching requiere acción, cambio; ya que si no, no sirve de mucho.

¿Y qué ocurre cuando hay un cambio?

Pues podríamos echar mano de una de las leyes de la física de Newton: “Toda acción conlleva siempre una reacción en sentido contrario”, es decir, hay una resistencia al cambio.

¿Por qué?

Aquí entran en juego muchos factores, pero algunos de ellos son el miedo, el caos ante la falta de certidumbre, el abandonar nuestra zona de confort (aquella en donde nos es familiar todo lo que nos ocurre y eso nos da una aparente tranquilidad), etc.

Ahora bien, no nos engañemos, si queremos cambiar algo, no se puede cambiar haciendo siempre lo mismo o no hacer nada para conseguir eso que queremos, nuestro objetivo. Es cierto que un cambio requiere de esfuerzo y vencer esa resistencia al mismo y salirse de la zona de confort, pero la recompensa al haber conseguido nuestros objetivos es mucho mayor, y saldremos fortalecidos del proceso.

Volviendo al proceso de Coaching, lo primero que debemos definir es “el objetivo”, es decir qué queremos conseguir con este proceso. No valen aquí medias tintas, nuestro objetivo debe de ser algo claro y específico por lo que vamos a luchar cada día a partir de ahora. No es una idea que tengas, no es un deseo; todo eso se queda en papel mojado ya que a nuestro cerebro no le dice nada si no está bien definido o no es explícito.

En esta cita de Alicia en el País de las Maravillas se se puede ver claramente lo que quiero decir:

– Minino de Cheshire, ¿podrías decirme, por favor, qué camino debo seguir para salir de aquí? -dijo Alicia.

– Esto depende en gran parte del sitio al que quieras llegar -dijo el Gato.

– No me importa mucho el sitio… -dijo Alicia.

-Entonces tampoco importa mucho el camino que tomes -dijo el Gato.

¿Qué voy hacer y cómo si no tengo claro hacia donde quiero ir? Entonces, hay que definir claramente el objetivo, los pasos que necesito para conseguirlo, acotarlo en el tiempo, que sea alcanzable y medible. Por ejemplo: “Quiero adelgazar”. Nuestro cerebro no sabe qué hacer con esta información: ¿cómo voy hacer? ¿cuántos kg voy adelgazar? ¿en cuánto tiempo? ¿cómo voy medir mi progreso? ¿20 kg en 1 semana? etc. Si digo, por el contrario, que quiero adelgazar 8 kg en los próximos 4 meses, 2 kg/mes, y para ello voy ir al gimnasio 3 veces por semana y haré una dieta equilibrada, entonces mi cerebro ya conoce las pautas que va a seguir, ya tiene ordenes concretas.

Volviendo al ámbito deportivo, es similar, el objetivo ha de ser claro y específico, alcanzable, temporal, medible, etc. Para ello deberemos confeccionar un plan de acción con los pasos, tiempos y recursos que necesitemos para alcanzar ese objetivo en las fechas establecidas.

Compromiso con los objetivos

En el proceso, una vez definido el objetivo, eliminado los obstáculos que te impedían alcanzarlo y desarrollado y potenciado las habilidades y competencias necesarias para conseguirlo, además del plan de acción que llevaremos a cabo para lograrlo, debemos comprometernos al 100% con este objetivo, es decir, a trabajar con todas nuestras fuerzas, ilusión y pasión, para lo que deberemos saber, además, como motivarnos para mantener esa energía necesaria para conseguirlo.

Hay que pasar a la acción y, justamente es eso, “hacer”, “manos a la obra”. Si deseas de verdad conseguir tu objetivo deberás trabajar cada hora, cada día y cada semana en ello. No importa que los demás digan que no podrás conseguirlo. Olvídate si crees que tu situación va a cambiar si continúas haciendo las mismas cosas y no haces nada por cambiarlas. Olvídate si crees que eres menos que otros, o si piensas que hay una conspiración chamánica para que no lo consigas. No creas que el universo entero se pondrá en tu contra ¡¡Es todo mentira!! Trabaja, trabaja y trabaja cada día de la mejor manera que puedas. Y no valen excusas; ten en cuenta que cada día que no trabajes en ser el mejor deportista en tu disciplina, otra gente seguirá trabajando sin parar y lo conseguirá antes que tú, y si a pesar de todo ello no lo haces, ni te implicas,  quizás no eres sincero contigo mismo y debes plantearte otro objetivo diferente.

motivación coaching deportivoVentajas del proceso

Un proceso de Coaching Deportivo aumenta:

  • El rendimiento deportivo.
  • La persistencia en la actividad desarrollada.
  • La satisfacción.
  • La diversión con la actividad.
  • Los niveles de motivación.
  • La cohesión en los equipos.
  • La auto-confianza.
  • La conducta de disciplina.
  • Etc.

En resumen, dejas de ser quien eras y te conviertes en alguien completamente diferente, capaz de conseguir tus objetivos de forma más rápida. En tus aspiraciones deportivas, personales o profesionales, tú eliges en lo que quieres convertirte. Os invito a ver el siguiente vídeo:

¿Podrás decir ahora de la misma manera que no eres capaz de hacer algo?

Quizás también puedas preguntarte: ¿Qué serías capaz de hacer si supieras que tienes garantizado el éxito…? Ahí lo dejo para reflexión 🙂

¿Podría un proceso de Coaching Deportivo aportar beneficios en las empresas?

Sin duda alguna. Además de los propios del bienestar y calidad de vida que proporciona el deporte en sí, lo cual, de alguna manera, repercute directamente también en el desempeño profesional (disminución del estrés, aumento de autoestima, estados emocionales positivos, mayor proactividad, salud de los trabajadores, etc.), un proceso de Coaching refuerza las capacidades y competencias de las personas, el trabajo en equipo, la comunicación, autoestima, etc. Pero, además, aporta herramientas para enfrentar y solucionar problemas y superar obstáculos de forma rápida, ya que, de igual manera que en el deporte, ante un reto profesional, saben hacer un auto-análisis de lo que les acerca o aleja de ese reto y actuar en consecuencia, gestionar mejor el tiempo, automotivarse con un proyecto y contagiar a los compañeros de esa motivación, actitud más positiva, etc. Por ello, cada vez más empresas ofrecen soluciones para fomentar la actividad física entre sus empleados.

8 Comentarios

  1. Muy interesante tu post. Además del coaching, la gestión deportiva es fundamental para que un centro deportivo tenga éxito.

    • Muchas gracias Alejandro por tu comentario,

      Por supuesto, estoy de acuerdo contigo, de hecho, esa gestión deportiva que comentas puede/debe perfectamente estar presente en el plan de acción del proceso ( ya que “presupongo” que te refieres a “gestión” vinculada a aptitudes/rendimiento/capacidades físicas ). 🙂 Un abrazo

  2. Excelente artículo Roberto. En efecto, la PNL utilizada a través del coaching es una herramienta poco conocida en la mayoría de las empresas y muy útil para optimizar la consecución de objetivos!!

  3. Muchas gracias por tu aportación Eduardo. Estoy completamente de acuerdo contigo. Como bien sabes, y comentas, es una herramienta muy útil y, efectivamente, poco conocida y utilizada; pero ahí estamos nosotros para darle un poco de impulso ¿no? 🙂 Un abrazo.

  4. Los valores que aporta el deporte a las personas tienen un valor inmenso. Después está la capacidad de esa persona para trasladar todo lo que ha aprendido en el deporte al entorno empresarial. Un futbolista puede mandar en el centro del campo y organizar el futbol de su equipo, pero si después en una empresa se cree el centro de atención…Habría que ver la diferencia entre los deportistas individuales y los de equipo. Su forma de afrontar los problemas no es la misma. Un saludo

    • Simeyco, muchas gracias por tu comentario.
      Si, estoy de acuerdo, que el paso del deporte a la empresa es un cambio importante. En mi opinión el quiz de la cuestión está en la “motivación” que encuentre en la empresa.

      La forma de buscar solución a un problema podríamos decir que es infinita 🙂 , incluso entre diferentes deportistas, sean individuales o de equipo, será diferente.
      Si una empresa tiene un objetivo claro y específico, todos el equipo debe estar “alineado” de alguna manera con ese objetivo, aun sabiendo y reconociendo, las características específicas de la naturaleza de cada integrante.

      Un saludo

  5. Coaching es sinonimo de CRECER. Por tanto todo coaching deportivo, coaching ejecutivo o coaching empresarial va hacer crecer a nuestra organizacion.

    • Muchas gracias por tu aportación Francisco. Breve y claro … estoy de acuerdo. Los beneficios del Coaching en las organizaciones son enormes.

      Un saludo.

Deja un comentario

Campos requeridos marcados con *.