Altran360

El blog de innovación y tecnología de Altran España

Gestión de activos en el sector energético

| 0 Comentarios

1. Introducción: gestión de activos en el sector energético

Las empresas energéticas están sometidas cada vez a mayores exigencias de calidad, seguridad y medio ambiente que, en un entorno altamente competitivo, requieren maximizar la fiabilidad, eficiencia y flexibilidad de los activos, a la vez que se reducen los costes de operación y mantenimiento. Es por ellos que el clave la gestión de activos en el sector energético.

La gestión integrada del ciclo de vida de los activos contribuye a mejorar el retorno de la inversión y optimizar el beneficio de la compañía. Para ello, se combinan los datos técnicos y económicos, de diseño, planificación y funcionamiento de la instalación para sistematizar la información disponible, analizarla de manera automática y mejorar la toma de decisiones relacionadas con la inversión, operación, mantenimiento y reemplazo de los activos.

Todos los activos de una compañía tienen una vida útil limitada y, a lo largo de ésta, se pueden ir presentando deficiencias que afecten el rendimiento de los equipos e impacten los costes de la empresa. Cuanto mejor sea la gestión de activos de una compañía, más ventajas competitivas tendrán en el mercado actual.

gestión de activos en el sector energético

Pero… ¿qué es la Gestión de Activos?

1.1. Gestión de activos

De acuerdo con el IAM (Institute of Assets Management), Gestión de Activos es el proceso de guiar la adquisición, uso y deshecho de activos con el fin de obtener el mejor beneficio de su desempeño, administrando los costes, riegos y vulnerabilidad a lo largo de su ciclo de vida.

Una Gestión de Activos Efectiva requiere un enfoque disciplinado que permite a la compañía lograr sus objetivos estratégicos, incluyendo:

  • Determinación y elección de activos;
  • La mejor forma de operarlos y mantenerlos;
  • La identificación del momento adecuado para reemplazarlos.

La adecuada gestión de los activos requiere:

  • Contar con definiciones apropiadas de los activos;
  • Identificar los activos críticos;
  • Disponer de procesos adecuados;
  • Efectuar el seguimiento y control de los activos desde su creación;
  • Disponer de una adecuada organización empresarial (personal capacitado y equipamiento apropiado);
  • Disponer de sistemas de información para el seguimiento del activo, que permitan:
    • Registrar información sobre su desempeño, mantenimiento preventivo y correctivo
    • Tomar decisiones acerca de su mantenimiento y reemplazo.

1.2. Beneficios de la gestión de activos en el sector energético

El sistema de gestión de activos permite:

  • Indicar qué acciones en los activos agregan mayor valor económico a las empresas, mejoran la calidad del servicio y aumentan la fiabilidad de los sistemas;
  • Tomar decisiones midiendo los riesgos y asegurando el mejor uso del activo;
  • Monitorizar la interrelación CAPEX & OPEX vs. calidad de servicio.
  • Agregar valor a todos los segmentos, ya que para los clientes es la forma de obtener energía de calidad por un precio justo;

Con una buena gestión de activos, la industria energética podrá aumentar su grado de excelencia, obteniendo:

  • Una toma de decisiones de elevada fiabilidad;
  • Un alto grado de conocimiento de la condición de los activos, optimizando su gestión;
  • Retornos de Inversión más rápidos.

2. Base de la Gestión de Activos

La implementación de una gestión de activos completa incluye un enfoque global desde la estrategia definida por la empresa. De los objetivos estratégicos deberá surgir la gestión de activos como una necesidad para alcanzarlos.

  • En una estrategia que se enfoque a conservar el mercado existente, la gestión de activos deberá contemplar, al menos:
    • Mantener/Renovar/Reemplazar activos existentes.
  • Si el enfoque es aumentar el mercado, además incluirá:
    • Aumentar/Implementar/Reemplazar nuevos activos.
  • Si la estrategia es una mejora operativa, tendrá que orientarse hacia:
    • Nuevos servicios tecnológicos.
    • Reingeniería de Procesos.

La base de la gestión de activos no sólo contempla la gestión del mantenimiento, sino que se sustenta sobre el control de:

  • Nuevas inversiones;
  • La condición, el riesgo y la vulnerabilidad de los activos;
  • Los datos e información obtenida del día a día;
  • La implementación de nuevas tecnologías y sistemas;
  • La estandarización/normalización y el desarrollo de guías/documentación técnica.

2.1. Hacia la gestión de activos

Desde el Centro de Conocimiento de Operación y Mantenimiento, Altran acompaña a las industrias del sector en la detección del valor añadido de sus activos. En la figura siguiente se observan las competencias de Altran.

Competencias de ingeniería de mantenimieno

Competencias de ingeniería de mantenimieno

Altran aborda la gestión de activos con las siguientes fases:

  • Análisis de la estrategia de mantenimiento.
    • La empresa se debe enfocar hacia una estrategia de gestión de activos, desde la propia organización.
    • Es un error enfocarlo únicamente como fin hacia la certificación ISO 5500x.
  • Normalización/Codificación/Estandarización.
    • Todos los activos deberán estar codificados con un “lenguaje común” (KKS).
    • Los repuestos deberán ser homogeneizados y estandarizados, localizando repuestos comunes para diferentes activos.
    • La documentación deberá ser normalizada, para un mayor control de los activos.
  • Planificación optimizada del mantenimiento.
    • Un Plan de Mantenimiento Optimizado, basado en fiabilidad (RCM, Reliability Centered Maintenance), identifica las tareas para la mejor conservación de los activos.
    • Implementación de CBM (Condition Based Maintenance) es un gran avance hacia el conocimiento de la realidad de las instalaciones. La monitorización ayuda en la identificación de la vida útil restante de los activos, además de apoyar en la reducción de frecuencias de mantenimiento, con un sistema predictivo robusto.
  • Optimización de repuestos.
    • Como mejora de los activos se incluye la mejora en su estado, reduciéndose la necesidad de repuestos.
    • En una política muy agresiva de optimización de repuestos, se considera que deberán rotar más de 2 veces al año.
  • Análisis del ciclo de vida.
    • Los activos y la propia instalación deben de estudiarse en su ciclo de vida completo.
    • Este análisis da información actual y de futuro sobre los activos, pudiendo incluir políticas para la optimización del ciclo de vida.
Brais Vila Araico

Autor: Brais Vila Araico

Ingeniero Responsable de la Solución de Operación y Mantenimiento en Altran España, con más de 9 años de experiencia trabajando en desarrollo e implementación de mejoras de O&M, 6 de ellos en el sector de generación eléctrica. Experto en implementación de “Maintenance Excellence” a nivel estratégico, táctico y operativo, con alto conocimiento multisectorial.

Deja un comentario

Campos requeridos marcados con *.