Altran360

El blog de innovación y tecnología de Altran España

Accesibilidad

Pautas de accesibilidad web: WCAG 1.0 y WCAG 2.0

| 0 Comentarios

La web es un recurso muy importante para diferentes aspectos de la vida: educación, empleo, gobierno, comercio, sanidad, entretenimiento y muchos otros. Según el INE (2008) sólo en España, existen alrededor de 4 millones de personas con alguna discapacidad o limitación, lo que supone casi un 7% de la población total. La accesibilidad web (más adelante explicaremos cómo se materializa mediante WCAG 1.0 y WACG 2.0), por tanto, tiene que ir en consonancia con otras medidas para el favorecimiento de una accesibilidad universal.

Las limitaciones o discapacidades pueden ser de varios tipos:

    • Deficiencias auditivas, como la sordera pueden, además, afectar al uso del lenguaje.
    • Deficiencias visuales, como pueden ser la ceguera, la visión reducida y los problemas de visualización del color.
    • Deficiencias motrices, relacionadas con la movilidad del usuario, como puede ser: dificultad para usar las manos, temblores, lentitud muscular, etc.
    • Deficiencias cognitivas y de lenguaje, presentan problemas en la lectura, la percepción, memoria, salud mental, etc.
Diversidad funcional

Diversidad funcional. Imagen: Diario Responsable

A las personas con discapacidad hay que añadir el conjunto de personas de la tercera edad, ya que pertenecen a un colectivo susceptible de experimentar situaciones de exclusión social. Además, hay que tener en cuenta que estas categorías no son excluyentes, es decir, un mismo usuario puede presentar varias deficiencias de distintos tipos.

Por lo tanto, es imprescindible que la web proporcione un acceso equitativo e igualdad de oportunidades independientemente de las limitaciones que pueda tener el usuario.

La accesibilidad web tiene como principal objetivo que todos los usuarios puedan acceder en igualdad de condiciones a los contenidos web. Pero además, persigue que el contenido web sea de fácil uso, es decir, la accesibilidad web es ‘parte de’ y al mismo tiempo ‘requisito para’ la usabilidad de cualquier contenido web.

Podemos, por tanto, definir la accesibilidad web como la posibilidad de que un producto o servicio web pueda ser accedido y usado por el mayor número de personas posible, independientemente de las limitaciones del propio individuo o del contexto de uso (Iniciativa W3C).

Acceso a las TIC

Acceso a las TIC. Imagen: Blog Educación, TIC y discapacidad.

La accesibilidad web se ha entendido siempre como responsabilidad de los desarrolladores. Pero también es importante que el software ayude a los desarrolladores a generar y evaluar sitios web accesibles, para que las personas con discapacidad puedan utilizarlos.

Las WCAG

Una de las funciones de la Iniciativa de Accesibilidad Web del W3C (WAI) es desarrollar pautas y técnicas que proporcionen soluciones accesibles para el software web y para los desarrolladores web.

Las Pautas de Accesibilidad para el Contenido Web (Web Content Accesibility Guidelines o WCAG) son consideradas como estándares internacionales de accesibilidad web y se desarrollan en cooperación con personas y organizaciones de todo el mundo, con el objetivo de aunar las necesidades de personas, organizaciones y gobiernos internacionales.

Las pautas de accesibilidad van dirigidas a:

  • Desarrolladores de contenido web (creadores de páginas, diseñadores de sitios web, etc.).
  • Desarrolladores de herramientas de creación de contenidos.
  • Desarrolladores de herramientas de evaluación de la accesibilidad web.
  • Todos aquellos que necesiten o quieran un estándar para la accesibilidad web.

En 1999 se publicaron las WCAG 1.0, que representan el primer y más grande esfuerzo por establecer unas pautas de diseño accesible. Las WCAG 1.0 están organizadas en 14 pautas generales, que conforman los principios generales de accesibilidad que se deben tener en cuenta al crear contenidos en la Web. Dentro de cada pauta se encuentran una serie de puntos de verificación (65 en total), con una orientación práctica, que ofrecen explicaciones técnicas acerca de cómo hacer accesibles los contenidos, teniendo en cuenta los diferentes elementos usados en dichos contenidos. Estos puntos de verificación estaban asociados a tres niveles de prioridad (niveles 1, 2, 3), relacionados a su vez con los tres niveles de cumplimiento (nivel de conformidad):

  • Simple – A (A): cuando cumple todos los puntos de verificación de prioridad 1.
  • Doble – A (AA): cuando cumple todos los puntos de verificación de prioridad 1 y 2.
  • Triple – A (AAA): cuando cumple todos los puntos de verificación de prioridad 1, 2 y 3.

Posteriormente, el 11 de diciembre de 2008 se publicó una nueva recomendación, la WCAG 2.0.

Logo W3C - WCAG 2.0

Logo W3C – WCAG 2.0. Imagen: W3C.org

En 2012, la WCAG 2.0 fue estandarizado por ISO en la ISO/IEC 40500 Information technology — W3C Web Content Accessibility Guidelines (WCAG) 2.0 (disponible en Free Avaliable Standards de iso.org). Esto permitió que países como España pudieran hacer referencia a esta norma en su legislación nacional.

Esta nueva versión de las pautas supone una serie de cambios con respecto al enfoque que presentaba la versión 1.0. La WCAG 2.0 se estructura en 4 principios generales que constituyen el primer nivel y se corresponden con:

  • Perceptible: El contenido ha de poder ser percibido por todos los usuarios (de forma visual, sonora, táctil, etc.).
  • Operable: El contenido ha de ser manejable usando los dispositivos de entrada de los usuarios (ratón, teclado, etc.).
  • Comprensible: Los usuarios han de ser capaces de entender el contenido, su organización y su manejo.
  • Robusto: El contenido ha de estar correctamente estructurado para garantizar un adecuado funcionamiento con las aplicaciones de usuario
Mapa conceptual de la WCAG 2.0

Mapa conceptual de la WCAG 2.0. Imagen: blog UsableAccesible.

Los 4 principios se distribuyen en 12 pautas que contemplan aspectos particulares de cada principio. Éstas recogen los objetivos básicos que se han de perseguir al crear contenidos accesibles para todos los usuarios, y sirven de marco general para la comprensión de los criterios y técnicas.

Dentro de cada pauta se recoge un conjunto de criterios de conformidad, redactados en forma de enunciados verificables sobre el contenido web, y que pueden usarse para comprobar la conformidad de los contenidos ya existentes con respecto a WCAG 2.0, o para desarrollar nuevos contenidos de forma accesible y conforme a las pautas. Para atender a las necesidades de los distintos grupos de usuarios y circunstancias, cada uno de los criterios de conformidad está asociado a un nivel de exigencia. Los niveles de conformidad son: A (el menos exigente), AA y AAA (el más exigente). De esta forma se eliminan los niveles de prioridad existentes en la versión 1.0.

Por otro lado, para cada pauta y criterio de conformidad de WCAG 2.0 se han documentado una serie de técnicas que pueden aplicarse al desarrollar o evaluar contenidos web usando distintas tecnologías de contenido. Las técnicas son informativas (no son obligatorias para declarar conformidad) y se dividen en tres categorías:

  • Técnicas suficientes: bajo determinadas circunstancias permiten satisfacer uno o varios criterios de conformidad.
  • Técnicas recomendables: son técnicas que van más allá de los requisitos que establecen los criterios de conformidad; generalmente permiten mejorar la accesibilidad, pero no garantizan el cumplimiento de ningún criterio concreto.
  • Fallos comunes: son aquellas técnicas que, de aplicarse, generarán barreras de accesibilidad conocidas y, por lo tanto, hay que evitarlos.

Además de lo anterior, otros aspectos a tener en cuenta de esta nueva versión son:

  • La página completa debe ser accesible. Si hay una parte de la página que no ha sido creada por los autores, entonces se llegará a una “declaración de conformidad parcial”.
  • Si una página web forma parte de una transacción, se evalúan todas las páginas del proceso completo. Todas ellas deben tener el mismo nivel de conformidad. Si no es así, se tomará el nivel más bajo alcanzado.
  • Siempre se pueden utilizar tecnologías no accesibles; en este caso, se debe aportar siempre una versión accesible.
  • Proporciona mecanismos para que el uso de diversas tecnologías no sean impedimento para el desarrollo de webs accesibles.

WCAG 1.0 vs WCAG 2.0

  • Mientras que la WCAG 1.0 partía de la base de que el HTML es la única tecnología con soporte a la accesibilidad, la WCAG 2.0 admite cualquier tecnología con soporte a la accesibilidad y por tanto se puede aplicar a: contenidos multimedia, JavaScript, PDF, etc. Esto hace que abordar la accesibilidad se vuelva más asequible y fácil de llevar a cabo.
  • En la WCAG 2.0 se establecen 4 principios generales que se deben cumplir. La accesibilidad se valida ahora teniendo en cuenta páginas completas y procesos completos.
  • En la WCG 2.0 se eliminan puntos de verificación obsoletos, que en la WCAG 1.0 hacían referencia a “hasta que las aplicaciones de usuario permitan…”. Esto desaparece en la WCAG 2.0, los criterios son más objetivos, especificando técnicas para cada criterio que se han de cumplir.
  • Mientras que con la WCAG 1.0 un sitio web puede declarar su nivel de cumplimiento con el título de las pautas, las WCAG 2.0 son mucho más precisas, se debe incluir la fecha, título, versión y URI de WCAG 2.0, el nivel de cumplimiento, una descripción de las páginas a las que afecta la declaración y una lista de las tecnologías de las que depende el contenido.

Deja un comentario

Campos requeridos marcados con *.


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.