Altran360

El blog de innovación y tecnología de Altran España

accesibilidad web

Accesibilidad web en la administración pública: adaptación a la WCAG 2.0

| 0 Comentarios

La accesibilidad es el grado en el que todas las personas pueden utilizar un objeto, visitar un lugar o acceder a un servicio, independientemente de sus capacidades técnicas, cognitivas o físicas. El mundo on-line no permanece ajeno a este derecho que, además, es recogido por la legislación, con especial relevancia, en la administración pública. En la Ley 11/2007, de 22 de junio, de acceso electrónico de los ciudadanos a los Servicios Públicos, se asientan las bases para una accesibilidad web en la administración. Se reconoce

el derecho de los ciudadanos a relacionarse con las Administraciones Públicas por medios electrónicos y regula los aspectos básicos de la utilización de las tecnologías de la información en la actividad administrativa, en las relaciones entre las Administraciones Públicas, así como en las relaciones de los ciudadanos con las mismas con la finalidad de garantizar sus derechos, un tratamiento común ante ellas y la validez y eficacia de la actividad administrativa en condiciones de seguridad jurídica.

Por lo tanto, la publicación en las sedes electrónicas de informaciones, servicios y transacciones deberá respetar los principios de accesibilidad y usabilidad, en concreto, los sitios web de la administración pública o dependientes de la misma deben cumplir el nivel AA indicado en la WCAG 2.0.

Simbolos que representan diferentes discapacidades - accesibilidad web

Simbolos que representan diferentes discapacidades. Fuente: United States National Park Service de dominio público.

Adaptación a la WCAG 2.0

Cuando se adopta WCAG 2.0 partiendo del cumplimiento de las WCAG 1.0, se encuentran una serie de diferencias a tener en cuenta. Para que una página web cumpla con la WCAG 2.0, deben cumplirse también una serie de requisitos que tratan el alcance y la forma de usar las tecnologías:

  1. Nivel de conformidad: de forma similar a las WCAG 1.0, esta versión contempla tres niveles: A, AA y AAA. Sin embargo, no se recomienda la adopción del nivel AAA como requisito u objetivo general para sitios enteros, debido a que con algunos tipos de contenidos no es posible cumplir con todos los criterios.
  2. Páginas enteras: la conformidad solo se plantea para páginas web completas, aunque se permite el uso de tecnologías sin soporte para la accesibilidad, siempre que no interfieran con el acceso al resto del contenido, y que se ofrezca contenido alternativo equivalente en la misma página o accesible a través de ella.
  3. Procesos completos: cuando una página forma parte de un proceso (una secuencia de pasos necesarios para completar una tarea), todas las páginas del conjunto deben cumplir el nivel declarado o uno mayor, es decir, una página dada no puede cumplir si otra página en la secuencia no cumple.
  4. Se pueden usar aspectos de las tecnologías que no soporten la accesibilidad, pero no depender de ellos para ofrecer la información; en dichos casos se debe proporcionar una alternativa al contenido no accesible.
  5. No interferir con el contenido o impedir el acceso al mismo: se considera aceptable el uso de tecnologías sin soporte para la accesibilidad, o sin cumplir las Pautas, siempre que se ofrezca contenido equivalente.

Por otro lado, las WCAG 2.0 no detallan cuáles son las tecnologías con soporte para la accesibilidad, sino que se limita a definir los criterios que ésta debe cumplir. Aún no existe ninguna lista “oficial” y no se concreta quién puede ser el organismo legitimado para hacerlo. Cada fabricante u organismo de normalización deberá pronunciarse al respecto. En última instancia, será cada sitio web quien decida cuáles son las tecnologías apropiadas en cada caso, basándose en su objetivo de accesibilidad. Lo que es adecuado para una empresa o una universidad con una población de usuarios conocidos, no lo será necesariamente para un sitio de la Administración Pública, de uso general.

Herramientas de Evaluación de la Accesibilidad

Cuando se desarrolla o rediseña un sitio web, la evaluación de la accesibilidad de forma temprana y a lo largo del desarrollo permite encontrar al principio problemas de accesibilidad, cuando es más fácil resolverlos. Técnicas sencillas, como es cambiar la configuración en un buscador, pueden determinar si una página web cumple algunas de las pautas de accesibilidad. Una evaluación exhaustiva, para determinar el cumplimiento de las pautas, es mucho más compleja.

Hay herramientas de evaluación que ayudan a realizar evaluaciones de accesibilidad. No obstante, ninguna herramienta en sí misma puede determinar si un sitio cumple o no las pautas de accesibilidad. Para determinar si un sitio web es accesible, es necesaria la evaluación humana. A pesar de ello, las herramientas de evaluación automática suponen un gran apoyo para el evaluador, pero es necesario encontrar una herramienta que cumpla con los criterios adecuados.

En primer lugar es necesario establecer:

  • El entorno en el que se van a realizar las revisiones: Para poder elegir una herramienta adecuada es necesario establecer las restricciones del entorno:
    • Sobre qué sistema operativo se va realizar la revisión.
    • Qué navegadores se van a utilizar.
    • Las posibles restricciones del entorno en el que se despliegan las aplicaciones. Existen diferentes entornos en los que se pueden desplegar, es habitual encontrar organizaciones en las que las aplicaciones se pueden desplegar en tres entornos: el entorno de desarrollo, en el de preproducción y en el de producción.
  • Otras restricciones:
    • Idioma de la aplicación.
    • Presupuesto para la compra de una aplicación para evaluación.

Posteriormente, se puede seleccionar una herramienta para realizar la evaluación automática o como apoyo para la revisión manual. En ambos casos, existen diferentes tipos de herramientas:

  • Herramientas de revisión automática. Éstas realizan una evaluación del contenido web basándose en las pautas de accesibilidad. Como resultado indican el nivel de cumplimiento de dichas pautas. Estas aplicaciones pueden ser online (por ejemplo, TAW, Examinator, etc.), de escritorio (Total Validator) o plugins para el navegador (Hera, WAVE, etc.).
  • Herramientas de ayuda en la revisión manual. Estas herramientas sirven como apoyo en la revisión manual de algunas pautas, como por ejemplo, para validar el contraste de los colores utilizados. Existen también aplicaciones de escritorio (aDesigner) o plugins para el navegador (Contrast-A, Headings Map).
  • Herramientas de validación de PDF. Existen también criterios de accesibilidad aplicables a los PDF. Para validar la accesibilidad de dichos documentos existen herramientas que pueden ser online (Tingtun Checkers) o de escritorio (Adobe Acrobat Pro XI).

Hay que tener en cuenta que ninguna aplicación proporciona una validación completa del sitio web, debido a que la mayoría de los puntos de comprobación implican una revisión manual. No obstante, todos estos mecanismos ofrecen una gran ayuda a la hora de evaluar la accesibilidad de un sitio web.

¿Qué es lo próximo?

Queda mucho camino por recorrer hasta conseguir que la información sea accesible para todo tipo de usuarios. A nivel europeo diversos organismos están trabajando para establecer los mecanismos que permitan conseguir que la información sea accesible para todos.

Desde la Comisión Europea ya se han desarrollado metodologías como UWEN 1.0 (Unified Web Evaluation Methodology), la metodología europea de evaluación de la accesibilidad web (2006). En la actualidad, la UWEM se limita a las pautas de prioridad 1 y 2 y presenta un método único tanto para la evaluación por un experto humano como de manera automática por interfaces de máquinas. La última versión es la UWEN 1.2 y hay un plan para adaptarla a las WCAG 2.0 todavía sin ejecutar que dará lugar a la UWEN 2.0.

Más recientemente, en febrero del 2014, los organismos europeos de Normalización CEN (Comité Europeo de Normalización), CENELEC (Comité Europeo de Normalización Electrotécnica) y ETSI (Instituto Europeo de Normalización de las Telecomunicaciones) aprobaron la primera norma europea de Accesibilidad para productos y servicios de Tecnologías de la Información y Comunicación (TIC): EN 301 549 “Requisitos de accesibilidad adecuados para la contratación pública de productos y servicios TIC en Europa” (disponible en http://www.etsi.org/deliver/etsi_en/301500_301599/301549/01.01.01_60/en_301549v010101p.pdf ). Esta norma establece un estándar europeo de requisitos funcionales de accesibilidad en la contratación pública de productos y servicios TIC.

Pero esto no es todo… Actualmente el acceso a los contenidos web no se realiza únicamente desde un ordenador. El desarrollo de los dispositivos móviles y la consecuente adaptación de las aplicaciones y contenidos web, hacen que se deba tener en cuenta la accesibilidad también en estos casos. Todo un reto para la sociedad de la información.

Deja un comentario

Campos requeridos marcados con *.