Altran360

El blog de innovación y tecnología de Altran España

Solar Impulse entre bastidores: cruzando los Estados Unidos

| 0 Comentarios

Saliendo de San Francisco el 2 de mayo, los suizos Bertrand Piccard y André Borscheberg tardaron 41 días hasta llegar a Nueva York a bordo de Solar Impulse.

Cruzar los estados Unidos de oeste a este no es tarea fácil, ni para los equipos de tierra que acompañan a la nave ni para los ingenieros del Centro de Control de la Misión de Mónaco, donde guían y asisten a los pilotos en el vuelo.

  Hacemos en este artículo una mirada hacia atrás en una aventura en 5 etapas.

Etapa 1. San Francisco (California) – Phoenix (Arizona): permaneciendo en “el carril” correcto

Despegue: 2 de mayo de 2016 – Piloto: André Borschberg – Distancia: 1.113 km – Tiempo de Vuelo: 15 hours 52 mins. Uno de los principales retos de la vuelta al mundo de Solar Impulse son los permisos de vuelo. El tramo de Phoenix (sureste de San Francisco) era particularmente complejo en este sentido porque es un solo corredor aéreo estrecho rodeado de zonas de exclusión militar. “Aunque nosotros estábamos yendo al sur, la dificultad con este vuelo era evitar los fuertes vientos del oeste que nos podrían haber empujado hacia las zonas de exclusión”, dice Christophe Béesau, el director de Altran en estrategia y previsiones de vuelo para Solar Impulse. solar impulse estados unidos Volar en estas zonas podría haber terminado con la aventura Solar Impulse, por lo que esperamos a un tiempo óptimo con muy poco viento para dar la autorización de despegue a André Borschberg. Para Christophe Béesau el vuelo estuvo lejos de ser fácil: “Fue muy estresante porque, en caso de fuerte viento, el avión podía haberse desviado de este corredor”. Solar Impulse aterrizó en Phoenix despues de casi 16 horas de vuelo.

Etapa 2. Phoenix (Arizona) – Tulsa (Oklahoma): evitando los tornados

Despegue: 12 de mayo de 2016 – Piloto: Bertrand Piccard – Distancia: 1.570 km – Tiempo de vuelo: 18 horas y 10 minutos. El objetivo del segundo vuelo de Solar Impulse era alcanzar el centro de los EEUU. Durante los preparativos, las previsiones de ruta fueron particularmente difíciles porque el tiempo sobre la parte oriental de los Estados Unidos en esa época del año es muy variable. “El aire húmedo que sube del Golfo de México se encuentra con las corrientes de aire caliente de Texas y Oklahoma”, explica Christophe Béesau. A medida que pasan los días, el aire se vuelve cada vez más cálido y el riesgo de tornados aumenta. El “Valle del Tornado” tenía que cruzarse lo más rápido posible. “Por fin encontramos unas buenas condiciones meteorológicas pero todavía teníamos que identificar una solución de alojamiento para la llegada del avión. Así que tuvimos que resolver muy rápidamente todos los problemas logísticos con el aeropuerto de Tulsa”. Al final, los equipos recibieron la confirmación final a menos de 12 horas del despegue: Solar Impulse fue capaz de salir de nuevo hacia su siguiente destino.

Etapa 3. Tulsa (Oklahoma) – Dayton (Ohio): gestionando un corto tiempo de respuesta

Despegue: 21 de mayo de 2016 – Piloto: André Borschberg – Distancia: 1.113 km – Tiempo de vuelo: 16 horas y 34 minutos. Los retos en esta etapa se dieron principalmente en la llegada a Dayton. Con la idea de ahorrar tiempo, Solar Impulse planeo hacer un “pit stop” -una breve parada para el mantenimiento técnico- casi inmediatamente antes de despegar para Lehigh Valley. Era una situación difícil para los equipos de tierra ya que significaba instalar un hangar móvil dos veces en un plazo muy corto de tiempo. “Para un solo aterrizaje fueron necesarias 8 horas de instalación para poder recibir con seguridad el avión” dice Christian Le Liepvre, director de Solar Impulse. Pero eso sería sin contar con una situación inesperada que mantendría a Solar Impulse en tierra un poco más de la cuenta…

Etapa 4. Dayton (Ohio) – Lehigh Valley (Pennsylvania): recuperándose después del incidente con el hangar

Despegue: 25 de mayo de 2016 – Piloto: Bertrand Piccard – Distancia: 1044 km – Tiempo de vuelo: 16 horas y 49 minutos. Cuando el avión estaba a punto de despegar de nuevo para Lehigh Valley, el equipo de Solar Impulse se enfrentó a un problema importante: hubo un fallo en el sistema inflador del hangar que lo alberga. El sistema tenía que ser reparado lo antes posible para evitar que las 2,5 toneladas de la estructura del hangar colapsaran sobre el avión. El problema se resolvió al cabo de unos minutos, pero una parte del hangar ya había colapsado parcialmente sobre las alas de la aeronave. Se necesitaron casi 24 horas de chequeos del avión. Asimismo, el equipo de Altran en Monaco tuvo que preparar un nuevo plan de vuelo a toda velocidad, puesto que los patrones climáticos habían cambiado significativamente en ese periodo. “Se habían formado grandes nubes en la ruta, lo que nos impidió acumular la cantidad de energía que nos hubiera gustado; cada pequeña nube inesperada hubiera podido privar al avión de la energía que se necesita para completar la etapa”, dice Christophe Béesau. Sin embargo, las simulaciones fueron lo suficientemente precisas y fiables para poder tomar la decisión de volar y minimizar los retrasos causados por el incidente del hangar. Solar Impulse aterrizó con seguridad tras un vuelo de 16 horas y 49 minutos.

Etapa 5. Lehigh Valley (Pennsylvania) – Ciudad de Nueva York (Nueva York): siguiendo los pasos de Lindbergh.

Despegue: 10 de junio de 2016 – Piloto: André Boschberg – Distancia: 262 km – Tiempo de vuelo: 4 horas y 43 minutos.

Después de que el primer vuelo hubiera sido retrasado por las dificultades meteorológicas, esta etapa final en la travesía de los Estados Unidos fue relativamente corta pero muy emocionante. Esta emoción fue visible en todos los rostros cuando Solar Impulse sobrevoló la Estatua de la Libertad.

La elección de la Gran Manzana como etapa final en los Estados Unidos no fue casual. “Estamos siguiendo los pasos de Lindbergh”, comenta entusiasmado Christophe Béesau. A bordo del Espíritu de San Luis, Charles Lindbergh fue el primer aviador en cruzar solo el Atlántico, desde Nueva York a París, del 20 a 21 de mayo de 1927. Solar Impulse necesitará el doble o triple de tiempo para lograr una hazaña que ellos hicieron en unos pocos días.

Altran360

Autor: Altran360

Como líder global servicios de ingeniería e I+D (ER&D), Altran ofrece a sus clientes una nueva forma de innovar desarrollando los productos y servicios del mañana. Altran trabaja junto a sus clientes en todos los eslabones de la cadena de valor de los proyectos, desde la concepción hasta la industrialización. Durante más de treinta años, el Grupo ha aportado su experiencia a los actores clave en los sectores de Aeroespacio, Automoción, Defensa, Energía, Finanzas, Ciencias de la Vida, Ferrocarril y Telecomunicaciones, entre otros. En 2016, el Grupo Altran generó unos ingresos de 2.120 millones de euros. Con una plantilla de más de 30.000 empleados, Altran está presente en más de 20 países

Deja un comentario

Campos requeridos marcados con *.